Trading: La maldición de las cuentas demo.

cuentas demo

 

Cuentas Demo.- Lo habitual es que cuando comenzamos en el negocio del trading lo hagamos a través de una cuenta demo mientras dura el proceso de formación. El problema que nos solemos encontrar es que el proceso formativo no parece acabar nunca, es tan amplio y profundo el océano de conocimientos en este sector que difícilmente podemos parar de formarnos.

Esto hace que muchos operadores dejen de ser noveles y sigan trabajando y operando en cuentas demo. Particularmente, esta circunstancia me parece un error, por el simple hecho de que la carga psicológica que tiene esta profesión es tan grande que no solo basta con conocer y reconocer los movimientos del mercado o tener una muy buena estrategia, también tenemos que tener un férreo control emocional, y esto último no lo conseguiremos dominar con cuentas demo.

CURSOS DE TRADING

Pero entonces, las cuentas demo ¿sirven?

Entonces, ¿estoy diciendo que las cuentas demo no sirvan para nada?. La respuesta, como no puede ser de otra manera es un NO rotundo. Este tipo de cuentas son de especial utilidad en determinadas circunstancias. A continuación una serie de reflexiones que me gustaría plantear:

1.- Si estás comenzando en el trading, antes de pasar a una cuenta demo, asegúrate de tener una formación mínima y encontrar la base de una estrategia que cuadre con tu personalidad y disponibilidad. Si antes de formarte saltas a una demo, empezarás a realizar operaciones sin ton ni son, algunas veces ganarás y pensarás que esto es un juego de niños.

2.- Una vez que tengas una estrategia definida, tanto si es tu primera estrategia como las sucesivas si es conveniente que la pruebes en un entorno de riesgo cero a través de este tipo de cuentas. Ponte un número de operaciones objetivo para ver el desempeño de la estrategia en tiempo real, pero asegúrate de cumplir con el sistema a rajatabla. Si no, tu esfuerzo no servirá de nada.

3.- También es conveniente usar durante un espacio de tiempo determinado una cuenta demo si cambias de broker o de plataforma, hacer varias operaciones hasta que te acostumbres a la nueva  forma de trabajar: Tamaño de lotes, apalancamiento, tipos de órdenes…

4.- Ten en cuenta que uno de los factores que más trabajo cuesta dominar en el trading es el aspecto mental. Las reacciones emotivas que puedas tener en una cuenta demo no se parecen en nada a las que puedas tener en una cuenta real. Pasa el tiempo justo y necesario trabajando en una demo, sabiendo exactamente por qué estás en esa demo. En el momento en que hayas cumplido tus objetivos en la demo es necesario que pases a fuego real, comenzando con el menor apalancamiento posible, ya verás como es muy diferente el operar con dinero real a hacerlo con dinero falso.

Si te encuentras en alguno de estos casos y necesitas una cuenta demo, desde carteraglobal.com te podemos recomendar esta, totalmente gratuita y de un broker de nuestra total confianza.