A vueltas con la curva de tipos.

Curva de tipos.

 

Antes de nada, para los menos iniciados, la curva de tipos es esto:

 

Sin querer entrar en definiciones más profundas (ya existe muchísima literatura al respecto y no aportaríamos nada nuevo) , la curva de tipos de interés relaciona la rentabilidad de los bonos según su vencimiento. En una curva de tipos con pendiente positiva como la que mostramos en el gráfico, la rentabilidad del bono a 10 años será superior a la del bono a 2 años. Se dice que la curva de tipos presenta pendiente negativa cuando obtenemos mayores rendimientos a corto plazo en relación al largo, es decir, si los bonos a 2 años ofrecen mayor rentabilidad que el bono de 10. Gráficamente sería algo así:

CURSOS DE TRADING

En este enlace podéis seguir la evolución diaria  de la curva de tipos y su relación con el SP500.

El aplanamiento y la posterior inversión de la curva de tipos se considera como un indicador adelantado de que las cosas no van bien y si esto ocurre podemos intuir que un giro bajista en las bolsas está relativamente próximo.

Nosotros hemos querido ir un poco más allá para ver el comportamiento dinámico del precio según esté la curva de tipos. Para ello hemos tomado como indicador de referencia la diferencia entre la rentabilidad de los bonos a 10 y a 2 años. Si esta diferencia es creciente en el tiempo quiere decir que la curva de tipos va a tener una pendiente positiva cada vez mayor, lo que supuestamente, según la teoría comentada anteriormente, debe ser muy positivo para las bolsas.

Si la diferencia es decreciente, estaremos asistiendo a un aplanamiento de la curva, lo que nos debería poner en alerta. Si esta diferencia de rentabilidades entre los bonos de 10 y 2 años se hace negativa, la pendiente de la curva de tipos se habrá invertido (negativa) y estaremos ante un claro indicador de corrección en los mercados.

Hemos querido unir en el mismo gráfico la cotización del SP500 junto con este indicador de diferencia de rentabilidad:

A primera vista, en los últimos 30 años, la curva de tipos se ha invertido 3 veces (diferencial por debajo de cero): 1989, 2000 y 2006-07. Y ,efectivamente (lo podemos apreciar mejor en 2000 y 2006), esta inversión nos ha anticipado serias correcciones del mercado.

Pero si entramos en detalle, vemos como la mayor inclinación positiva de la curva de tipos tiene lugar en momentos bajistas, es decir  mientras  la diferencia de rentabilidad en favor del bono a 10 años es creciente, el mercado de renta variable es bajista. Y viceversa, cuando el diferencial va perdiendo pendiente y se va haciendo cada vez más pequeño, el SP500 mantiene estructura alcista.

Al menos en los últimos 20 años, el sp500 y el diferencial de rentabilidad de los bonos a 10 y 2 años muestran una correlación inversa, por lo que pensamos que este gráfico nos puede aportar más cosas que la simple curva de tipos, que efectivamente nos avisará de un posible cambio de tendencia en el momento en que se invierta, pero el resto del tiempo puede que nos lleve a ciertos engaños, ya que no controlamos el grado de inclinación de cada momento.

Precisamente, esta evidente correlación inversa nos lleva a incluir el diferencial de rentabilidad como indicador dentro de nuestro cuadro de mandos.

Otras entradas en donde hablamos de la curva de tipos en carteraglobal.com

Salud de mercados,¿próxima RECESIÓN?. Curva de tipos

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.