Hablemos de probabilidades.

En un día en el que vamos a estar a medio gas, y ya es mucho decir, hemos querido echar un vistazo atrás y analizar entre los datos históricos con la intención de ver si, más allá de este pánico feroz que se ha apoderado del mercado, encontramos razones probabilísticas a favor de un rebote. Y digo rebote por que con la tendencia que llevamos no creo que podamos esperar mucho más.

Bien, vamos a ir paso a paso partiendo de lo general hacia lo particular. Obviamente estamos en el periodo estacional Octubre-mayo que es, por así decirlo, la mitad más alcista del año. Esta pauta nos da probabilidades a nuestro favor, desde el año 1970 nos proporciona un 75% con esta curva de beneficios:

Dentro de estos meses alcistas, sin duda el más fiable es el mes de diciembre, con las mismas probabilidades del 75% pero con un mejor ratio de ganancias pérdidas.

Pero es que si queremos rizar el rizo, nos metemos en las fechas comprendidas entre el 17 de diciembre y el 6 de enero en lo que llamamos «Rally de Navidad». En estas fechas la probabilidad de ver un tramo alcista es de un 79.17% de acierto, con la siguiente curva:

Según vamos avanzando en el mes, nos encontramos con una realidad que viene sucediendo mes a mes, independientemente de que estemos en diciembre, febrero, agosto o mayo. Y es que el comportamiento de las bolsas durante los últimos días de cada mes y primeros del mes siguiente suele ser alcista con una probabilidad del 62%

Hasta aquí vemos que en el punto en el que nos encontramos en la fecha de hoy, venimos incumpliendo todas y cada una de estas pautas, pero seguimos animados por el espíritu de la Navidad y queremos ser optimistas. Sigamos.

Hemos visto que el SP500 ha completado hasta el pasado viernes 7 días consecutivos de cierres bajistas, hemos sacado el siguiente gráfico. Vamos a fijarnos en la línea negra, en la roja y en la verde. La negra nos dice que desde 1970 hemos tenido 29 secuencias de 7 días consecutivos bajistas, 13 secuencias de 8 días consecutivos bajistas y solo 3 secuencias de 9 días consecutivos a la baja. A partir de este punto empezamos a tener una alta probabilidad de rebote.

Hagamos lo propio con las secuencias semanales, tras encadenar 3 semanas consecutivas a la baja, asignamos los colores negro a 3 semanas consecutivas a la baja, rojo a secuencias de 4 y verde a secuencias de 5.

Tenemos casi un 60% de probabilidades a favor de que esta semana sea alcista. Y si finalmente fuese bajista, las probabilidades de una quinta semana en verde se incrementarán.

Y para terminar, vamos a ver que probabilidades tenemos de que si el lunes es alcista, terminemos el viernes en positivo. Durante el 2018 hemos tenido este comportamiento:

Bueno, todo esto no han sido más que números del pasado que no tienen por que coincidir con lo que traiga el futuro, pero a nosotros nos sirve como mínimo para romper un poco con esa corriente de pesimismo en los mercados, que no es poco.

 

Que pasen una NOCHEBUENA inmejorable. FELIZ NAVIDAD.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.