¿Invertir?,¿Sabría responder al cómo, donde, cuando y cuanto?.

Eterna pregunta a la que nos enfrentamos los que nos dedicamos a esto tan complejo de los mercados financieros. Cuando las pantallas se apagan y llega el momento de tener cierta vida social (no hablo de facebook o twitter precisamente) ya sea en el supermercado, en el ascensor al encontrarme con un vecino o tomando unas cañas con los amigos, rara es la ocasión en donde no llega la famosa cuestión ¿En qué puedo invertir?.

La respuesta a esta pregunta es tan obvia y sencilla que trasladarla al interesado adquiere una dificultad evidente. Tal que en la mayoría de las ocasiones el supuesto futuro inversor termina desistiendo y volcando repentinamente su interés, según la situación,  en los tomates, el tiempo tan magnífico que tenemos hoy o sobre el golazo que marcó fulanito de copas en la última jornada de liga.

Si ud me pregunta ¿en que invertir?, mi primera respuesta sería  que me faltan datos para dar una respuesta concreta. Necesito saber al menos grado de aversión al riesgo, que conocimiento de los mercados tiene, que capacidad para hacer un seguimiento del mercado…

El tema está en que cuando se habla de inversión, esa cultura financiera que tenemos siempre nos hace pensar en la bolsa, y especialmente aquí en España en el IBEX35, aunque siempre está el que sabe un poco más y pregunta por chicharros.

Los mercados son bastante más que esto, es un océano casi infinito en dondesin tener que bucear mucho nos podemos encontrar efectivamente con renta variable, pero también con renta fija, con commodities, reits…

Es más, profundizando más podemos tejer una tela de araña que nos lleve, dentro de la renta variable a regiones, sectores e incluso a través de ETFs podemos acceder a los llamados smart beta en búsqueda de baja volatilidad, dividendos…

Si nos centramos en la renta fija, además de paises, regiones y demás, también podemos focalizar en bonos del estado o corporativos. Dentro de estos últimos también podremos distinguir entre bonos de grado de inversión o los high yield o de alto rendimiento, y además de todo esto podemos elegir activos en función de su «maturity», su fecha de vencimiento.

Con las commodities y reits más de lo mismo, existe un abanico tan grande a la hora de elegir en que podemos invertir que es difícil encontrar una situación en donde no encontremos una oportunidad de inversión.

Pero esto no acaba aquí, para ser buenos inversores tenemos que tener en cuenta detalles incluso más importantes que DONDE invertir, habrá que ver el COMO, CUANDO y CUANTO.

En los tiempos actuales, parece que tuviese que pedir disculpas por mi forma de trabajar. Soy analista técnico, que le vamos a hacer… para responder a CUANDO invertir no me fijo en los balances de las empresas, ni miro las opiniones de expertos… mi herramienta son los gráficos y ellos me dicen si un activo está para entrar en él. En este punto es importante tener la capacidad de reconocer si ese momento de entrada se puede corresponder a una situación de especulación o de inversión. Son momentos totalmente diferentes.

Lo siguiente sería responder a ¿CÓMO invertir?. Por si fuera poco todo el universo de familias de activos que tenemos a nuestra disposición, después llega la cuestión de elegir el vehículo de inversión. En la actualidad tenemos a nuestra disposición tal cantidad de medios a nuestra disposición que llega a ser mareante: acciones, futuros, opciones, ETFs, fondos, CFDs… Dentro de mis estrategias de inversión recomiendo los ETFs, porque son instrumentos que se adaptan perfectamente con mi situación personal, pero cada inversor tendrá que analizar en base a como es y a lo que quiere que tipo de activos le conviene más.

Pero de todas las preguntas, quizás el quid de la cuestión esté en CUANTO. Hace unos meses, en una de esas conversaciones de ascensor, un vecino me hizo la terrible pregunta. Para zanjar la conversación de forma rápida le comenté que Endesa podría ser una buena opción estaba en un buen momento técnico, tenía una retribución al accionista bastante respetable y además es una de esas empresas de toda la vida del que todo el mundo se fía. A las pocas semanas me lo volví a encontrar, al vecino del sexto, y me comentó que me había hecho caso, había metido todos sus ahorros en endesa. Por supuesto, me llevé las manos a la cabeza, no por que la inversión en ese valor fuese mala, si no por la forma de hacerlo. El cuanto.

Cuando tomamos la decisión de lanzarnos al ruedo de los mercados, debemos tener un plan de inversión, un plan en donde la diversificación sea nuestra bandera. Y cuando hablo de diversificar no quiero decir tener una cartera con los 5 bancos del ibex, me refiero a tener una diversificación por tipos de activos de manera que esté totalmente descorrelacionada. Esta es la forma más adecuada para luchar contra el riesgo sistemático del mercado. Diversifique y a partir de ahí elija qué y como comprar, y recuerde que ser inversor no quiere decir que ud tenga que estar invertido todo el tiempo. Le pongo un ejemplo, imagine que su cartera tiene el siguiente esquema:

Renta variable 40%

Renta fija 40%

Reits: 10%

Oro: 10%

 

Ojo, que es solo un ejemplo no la propuesta de una cartera modelo. Bien, que nuestra cartera tenga esta distribución no quiere decir tengamos que estar invertidos por narices. Si no es momento de reits, pues no estaré en reits, igual con acciones, o con bonos… pero eso no quiere decir que esa liquidez me la lleve a otro tipo de activo, si hacemos eso estaríamos perdiendo diversificación (recuerden a mi vecino) y estaríamos expuestos a un mayor riesgo. Hay que estar donde hay que estar, pero sabiendo en cada momento en cuanto debemos estar.

Esta sería, en pocas palabras, la respuesta que  tendría que dar en el supermercado, en el ascensor o tomando cañas, pero como dije al inicio el personal termina aburriéndose con la explicación. Así que he decidido que a partir de ahora mi respuesta será la siguiente ¿En que invertir? en una cartera global :).

 

Que tengan un muy buen fin de semana.

¿conoces nuestro CLUB DE BOLSA?

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.