¿Qué es el ANÁLISIS FUNDAMENTAL en bolsa?

analisis fundamental

Análisis fundamental Vs análisis técnico

Tradicionalmente considerado como el gran enemigo del Análisis Técnico es curioso ver aún hoy día el odio irracional que provoca entre los seguidores del análisis fundamental el aspecto técnico. No entraré en el debate de cual de ellos es más acertado, me considero analista técnico y no por ello tengo la intención de echar por tierra el trabajo de la línea fundamental. Aunque día si y día también me encuentro artículos publicados en blogs y foros echando pestes sobre el AT, sobre todo cuando los mercados van alcistas. Yo soy de la opinión que cada uno tiene su hueco y que aunque dentro de la especulación no tanto, en el ámbito inversor son totalmente compatibles.

El análisis fundamental es una metodología de análisis bursátil que pretende determinar el VALOR de un título o acción. Este valor es usado como estimación del precio futuro que tendrá el título.

CURSOS DE TRADING

Es importante saber distinguir entre precio y valor. El precio es la valoración puntual que el mercado asigna al activo en un momento determinado y valor es la valoración intrínseca del instrumento. Es como si trasladásemos nuestro concepto de volatilidad al activo. El Valor sería el valoración endógena y el precio sería la valoración exógena.

El análisis fundamental, en teoría, tendría la capacidad de calcular esa valoración endógena del activo en cuestión. Si en ese momento determinado la valoración exógena que le atribuye el mercado es inferior, sería una buena opción de compra.

V. endógena (valor)> V. Exógena (precio) = oportunidad de compra.

Ejemplo: Sr González y Sr Pérez

Claro, explicado de esta forma el análisis fundamental tiene sentido e incluso puede hacer que nos planteemos el abandonar el uso del AT. Pero el problema es que el AF no tiene la capacidad de predecir si en un momento determinado el precio tiene un
comportamiento tendencial que lo aproxime a su valor o si por el contrario el precio se sigue alejando de este.

Veámoslo en un ejemplo. Imagina que tenemos un valor X cotizando en el SP500 a un precio de 10$/acc. En ese momento un analista fundamental le otorga una valoración de 20$/acc. El Sr González, fiel seguidor de este analista, compra el activo en marzo de 2014 al precio de 10$/acc. Durante los meses siguientes el activo no solo no tiene un comportamiento positivo si no que baja su precio de cotización hasta alcanzar un mínimo 7$/acc en mayo de 2016.

En 2 años el señor González ha visto un drawdown de un 30%. Aplicando una simple regla técnica, tras estar X desplegando un amplio lateral, el precio corta al alza su media de 10 meses en octubre de 2016 a un precio de 8.50$/acc. Entrando en una tendencia alcista que le lleva a alcanzar los 24$/acc en diciembre de 2017. Esta fue la operativa que siguió el Sr Pérez, seguidor también de aquel analista fundamental pero a su vez también seguidor del análisis técnico.

El resultado de ambos, aunque pudiese a simple vista ser muy similar, no tiene nada que ver. Ya no por que el Sr Pérez ganase 1.5$ más por acción que el Sr González, si no por que no tuvo que estar en el mercado soportando una pérdida latente de un 30% durante más de dos años. Durante ese tiempo tuvo su dinero bien invertido en otros activos y lo más importante, pudo dormir tranquilo cada noche.

Pero un momento, que aquí no acaba la cosa. En febrero de 2018, el valor X agitado por un mercado volátil, entra en barrena y cae hasta los 12€. González mantiene su inversión , ya que él es más de comprar y mantener. Pérez vendió cuando el precio perforó su media de 10 meses que en ese momento estaba en 21.5$. Durante los meses siguientes la cotización de X fluctuó entre los 12 y los 6$. Por supuesto, González estaba dentro y Pérez estaba ya en otro valor “Y” que le había dado un patrón de entrada similar al que le dio X en su momento.

Este es un ejemplo idealizado extremadamente simple pero real como la vida misma. Mi consejo si quieres ser inversor y operador de acciones a largo plazo es que busques soporte en el análisis fundamental, pero nunca des la espalda al análisis técnico.

Que el analista fundamental te diga que comprar, yo te enseñaré cuando hacerlo. A largo plazo el rendimiento puede ser muy similar, pero dormirás mucho más tranquilo, eso te lo aseguro.

¿quieres saber más sobre análisis fundamental?