Singularidad estadística en DAX Xetra.

Para aquellos que seguimos la evolución de los mercados a diario no ha pasado desapercibida la importante divergencia que hemos tenido durante la semana pasada entre los índices americanos más importantes y los correspondientes europeos. Mientras los primeros siguen embalados máximos tras máximos, en Europa nos hemos quedado de repente sin gasolina.

Quizás la mayor debilidad la hemos encontrado en el DAX Xetra, que ha enlazado, hasta ahora, siete sesiones consecutivas cerrando en rojo. Al menos hoy hemos alcanzado el punto focal propuesto durante las pasadas sesiones en el SOR anual 12296, punto en donde de momento ha encontrado algo de soporte y en el que veremos que reacción tiene la cotización.

CURSOS DE TRADING

Ya veremos al finalizar la jornada de que color cierra la vela, pero lo que si es cierto, y que pasa en muchas ocasiones desapercibido, es el hecho de que una secuencia de tantas sesiones en negativo es una anomalía estadística.

Sin ir más lejos, este año aún no se había visto una secuencia de 7 sesiones negativas una detrás de otra, habría que remontarse hasta finales del año pasado en la ya famosa «masacre de navidad» para encontrar una secuencia del estilo.

El indicador que acompaña  al gráfico de abajo podemos ver la línea gruesa morada que representa las secuencias de días consecutivos bajistas. Vemos como en este momento está por encima de la línea negra que marca la secuencia de 7 semanas consecutivas.

Si nos centramos únicamente en el indicador y tiramos para atrás, nos vamos a fijar en las líneas verde, azul y roja. La verde marca las ocasiones desde el año 1991 que hemos tenido secuencia de 6 días consecutivos bajando (24 veces en total), la azul marca las ocasiones en las que hemos tenido secuencias de 7 sesiones (14) y , por último, tenemos la línea roja que marca la secuencia de 8 (5 ocasiones).

Aunque en el momento que escribimos estas líneas la vela es roja, lo cierto es que la probabilidad de que la sesión termine bajista es de un 35.71% (5/14).

Es más, si observamos de nuevo el gráfico, podemos ver que solo en dos ocasiones se han alcanzado en el DAX Xetra, secuencias de 9 días bajistas seguidos, la primera vez en el año 1995 y la última vez en el 2011.

En este punto y a día de hoy, las probabilidades están claramente a favor de terminar la sesión en verde.

Pero hay una diferencia importante que debemos tener en cuenta, y que a primera vista no se ve, y es que en esta ocasión este descenso viene acompañado de una muy baja volatilidad. Veamos en el gráfico como se ha relacionado la volatilidad cuando hemos tenido picos de 7 jornadas continuadas a la baja.

Vamos a aplicar la lupa sobre el círculo. El gráfico de abajo es nuestro indicador smart volatility. La línea negra marca la volatilidad endógena, que es la propia de este activo, la línea que va alternando entre verde y roja es una media de volatilidad a medio plazo, cuando se pone roja estamos en momentos de incrementos de volatilidad y lo contrario cuando se pone verde. Por último, en azul está el dato diario de volatilidad.

 

 

Pues bien, en este momento vemos como el dato diario lleva casi un mes por debajo de su volatilidad endógena, circunstancia nada habitual cuando se producen este tipo de secuencias bajistas. ¿Estaremos ante una mera corrección?.

Que tengan un buen día.

Infórmese de nuestro Club de Bolsa a través de este enlace.