Cobertura riesgo divisa. Perdiendo los miedos.

riesgo divisa

El Riesgo Divisa y el Hombre del Saco

Riesgo divisa. Es habitual para el operador de acciones con no mucha experiencia que cuando se habla de la cobertura de divisas es como si le mentaran a la bicha, los nervios afloran y un sudor frio aparece en la frente. Fuera de bromas, si que es cierto que a muchos nos «echa para atrás» operar en otros mercados y no por el cariño que le tenemos al euro, si no por el desconocimiento y/o inseguridad que nos genera el tipo de cambio hacia otra moneda.

Pero, ¿qué es  ese tal «riesgo divisa» que es más malo que el hombre del saco?. Bueno, a diferencia de este último, no es ningún personaje de cuento, el riesgo divisa si que existe y es totalmente real y puede llegar a ser muy, pero que muy malote. Vamos a explicar en que consiste con un sencillo ejemplo que pudiese estar sacado de los anuncios de etoro:

Mi amigo, el señor Paco, advierte que las acciones de cierta empresa americana (X, para los amigos), ha confirmado un cambio de tendencia según sus avezados análisis de Price Action. En ese momento X cotiza a 50$/acc, lo ve tan redondo que decide invertir 10.000€ de los que tenia en liquidez. Cuando lanza la orden a mercado el tipo de cambio €/$ estaba a 1.05.

Realiza el cambio de divisas y sus 10.000€ se convierten en 10.500$. La compra se materializa y adquiere 210 acciones de X.

Durante los meses posteriores, el mercado evolucionó de forma favorable para nuestro amigo, llegando la acción a cotizar a 60€. Paco  no se lo creía, había ganado un 20% en poco más de tres meses. Aprovechando que llegaban las vacaciones, decidió vender para darse unos caprichitos con las plusvalías. Al realizar la venta, le abonaron en su cuenta 12.600$, pero ¡sorpresa, sorpresa!, nadie se había percatado que el par €/$ recorrió un rally alcista de los que hacen época (Powell mediante), situándose el tipo de cambio en el momento de la venta en 1.30. Paco recibió 9692€.

El resultado de una muy buena operación en bolsa fue de -318€. Disgusto para el cuerpo, el hombre del saco vino y se quedo con las ganancias. Trás trás

¿Eres un especulador de bien?

Historias aparte,  llegados a este punto debemos ser valientes a la par que realistas, si queremos y pretendemos ser buenos especuladores de bien (como dice José Luis Cava), debemos comenzar a ver al mundo global con otros ojos. No podemos limitarnos a nuestro querido y caótico mercado doméstico ( o como mucho hacer pequeñas incursiones francesas o alemanas), la diversidad de oportunidades de inversión que tenemos fuera de nuestras eurofronteras es un caramelo que no podemos dejar escapar.

Aquí te explica el propio José Luis como debe ser nuestra cartera

Breve y conciso

Pero volvamos a nuestro tema.

Bien es cierto, que disponemos de fondos y ETFs nominados en euros y con el riesgo de divisa ya cubierto. Es una opción, no lo vamos a negar. No es la óptima, pero si mejor que ir a pecho descubierto sin cobertura de ningún tipo. Decimos que no es la óptima por que estos fondos van siempre y en todo momento ( o eso es lo que se le supone) con el riesgo divisa cubierto, cuando deben y cuando no.

¿Cuando debemos cubrir la cartera?

Pero entonces, ¿cuando se debe hacer la cobertura?. Si somos especuladores activos y tenemos ciertos conocimientos de análisis técnico, debemos buscar la cobertura siempre y cuando nuestra moneda de origen esté fuerte respecto a la moneda «extranjera» y mantenga una clara fortaleza en la tendencia. Es decir, si nos fijamos en el €/$, debemos cubrir cuando la tendencia de este par sea claramente alcista.

Por contraposición, no debemos hacer la cobertura de divisas cuando nuestra moneda muestre una clara tendencia de debilidad respecto a la otra moneda. Si determinamos, a través de nuestro análisis técnico, que la tendencia del par €/$ es claramente bajista, no debemos hacer la cobertura, puesto que la evolución del tipo de cambio nos beneficiará.

¿Y si el mercado está lateral? pues tampoco hacemos la cobertura, puesto que tenemos estabilidad. Aún así hay quien aconseja cubrir el 50% de la posición, ya va a depender de la aversión que tengamos al riesgo.

Por supuesto, si operamos CFDs, no será necesario hacer cobertura de ningún tipo, puesto que al no desembolsar dinero alguno, no existe ese riesgo, pero ojo con los intereses que nos cobrará nuestro broker por tener abierta la posición.

Manos a la obra, ¿Cómo hacer la cobertura del riesgo divisa?

Bueno, y ahora la otra pata del banco, y ¿cómo lo hacemos?. Realmente no es nada del otro mundo, es incluso sencillo una vez que se tiene un poco de práctica. La respuesta es posicionarse en futuros  del tipo de cambio que corresponda.

Primero tenemos que valorar la cartera que queremos proteger, en el caso de mi amigo Paco hubiesen sido 10.000€. Un contrato de forex (divisas) tiene un nominal de 100.000$, pero existen los mini y los micro contratos, estos últimos son  de 12.500$. Esto no quiere decir que vayamos a desprendernos de 12.500$ al contratar un futuro , no vamos a tener que depositar cantidad alguna, pero si que nuestro broker nos va a retener una cantidad como garantía, además del cobro de la comisión correspondiente. Pero podemos decir que por lo general las garantías de un emicro pueden estar sobre los 230€ para una posición de varios días.

Pues volvamos al ejemplo anterior de mi ficticio amigo. Los datos que teníamos eran los siguientes:

Precio de la acción 50$

Capital disponible para invertir: 10.000€

Tipo de cambio inicial 1.05

Una vez realizado el tipo de cambio, disponemos de 10.500$ y una vez ejecutada la compra, tenemos 210 acciones.

A la par, dada la fortaleza creciente que presenta el euro contra el dólar, decidimos realizar la cobertura comprando un e micro contrato de futuro del €/$.

Escenarios que nos podemos encontrar

Vamos a considerar que en el plazo de 90 días, el precio de la acción ha subido hasta los 60$ y decidimos cancelar posiciones, en estas circunstancias nos podríamos encontrar con estos 3 posibles escenarios en cuanto al tipo de cambio €/$ se refiere :

a) el tipo de cambio(tc) se mantiene en 1.05. Tras deshacer las posiciones y como el tc no ha influido en nuestra valoración tendremos el siguiente resultado:

Venta de acciones: 12600$, que al hacer la conversión se quedan en 12.000€. Hemos obtenido una ganancia de 2.000€.

Venta del contrato de futuro: el resultado es 0$ ya que el tc no ha variado.

b) el tc sube hasta 1.20.

Venta de acciones: 12.600$, al hacer la conversión menguan hasta 10.500€. La ganancia ha sido de 500€.

Venta del futuro: al vender más caro de lo que lo compramos, hemos obtenido una ganancia de 1.500$, que al cambio son 1250€. El resultado final de nuestra operación ha sido de +1.750€.

c) el tc baja hasta 0.95.

Venta de acciones: 12.600$, que con el nuevo tc son 13.263€. La ganancia ha sido de 3.263$.

Venta del futuro: la operación ha ido en nuestra contra, por lo que hemos perdido 1.000$, que con el nuevo tipo de cambio son 1.052€. El resultado final de la operación ha sido de +2.111€.

Conclusiones

Como veis, la vida resulta mucho más tranquila con una buena cobertura de divisas. Por supuesto, todo esto se puede mejorar si podemos permitirnos ser un poco más activos sobre la estrategia. En el caso C, el tc ha evolucionado de forma inversa a lo que nosotros esperábamos, en ese caso y tras identificar el cambio de tendencia (a bajista) del tc, podríamos haber deshecho posiciones del contrato de futuros y la pérdida en la cobertura habría disminuido sensiblemente.

Este es un tema que tratamos en profundidad en el curso de Inversión y Formación de carteras, concretamente en la lección 13. Un curso fresco, diferente y claramente orientado a minimizar los riesgos de tus inversiones.

https://cursostradingcarteraglobal.com/producto/inversion-formacion-de-carteras/

Si has aguantado la lectura hasta aquí, ahora si que no tienes excusa para comprar esas acciones de amazon que tanto te gustan, pero eso si, observando la tendencia de los tipos de cambio para realizar la cobertura.

Volver a Bolsapedia

1 comentario en «Cobertura riesgo divisa. Perdiendo los miedos.»

  1. Pingback: ¿Qué es el FOREX y cómo funciona? – carteraglobal.com

Los comentarios están cerrados.